32 – El Proceso de la Desnudez – (Pr. Carlos Valencia)

Antecedentes:

 Dios nos trajo a esta tierra para un propósito especial, diferente para el resto del mundo. Somos la sal y la luz del mundo.  Estamos llamados para dar fruto. Estamos destinados a que las promesas que Dios nos dijo se cumplan en nosotros.  Pero estamos en un proceso en manos del alfarero. Cuantas cosas anhelamos? Pero hay un tiempo cairos, y no chronos, para todos. De acuerdo a lo que hay en nuestro corazón.

Jeremías 18 La señal del alfarero y el barro  – 1 Palabra de Jehová que vino a Jeremías, diciendo:   2 Levántate y vete a casa del alfarero, y allí te haré oír mis palabras.     3 Y descendí a casa del alfarero, y he aquí que él trabajaba sobre la rueda.  4 Y la vasija de barro que él hacía se echó a perder en su mano; y volvió y la hizo otra vasija, según le pareció mejor hacerla.

El te va a deshacer cuantas veces el quiera, para sacar lo mejor de ti. Cada prueba, cada dificultad, aunque venga de parte del enemigo, la utilizara Dios para pulir lo áspero que hay en ti, para sacar las piedras que estropean el acabado perfecto de esa vasija.

    5 Entonces vino a mí palabra de Jehová, diciendo:    6 ¿No podré yo hacer de vosotros como este alfarero, oh casa de Israel? dice Jehová. He aquí que como el barro en la mano del alfarero, así sois vosotros en mi mano, oh casa de Israel. 

Mientras tu no tengas claro quien es Dios y en que lugar estamos nosotros, no podrás avanzar. Somos ese barro, pero en manos de Dios resplandeceremos.

Cuando Dios habla que mi pueblo perece por falta de conocimiento, es porque simplemente no lo conocemos a El, de cómo El actúa y de cómo El Piensa, De cuáles son sus principios y de Cuales son sus leyes.

    7 En un instante hablaré contra pueblos y contra reinos, para arrancar, y derribar, y destruir.     8 Pero si esos pueblos se convirtieren de su maldad contra la cual hablé, yo me arrepentiré del mal que había pensado hacerles,     9 y en un instante hablaré de la gente y del reino, para edificar y para plantar.

Dios puede utilizar a los pueblos vecinos, a los vecinos, a los amigos y a los familiares para arrancar, para plantar, derribar, destruir. Solo para seguir el proceso santo en que te ha introducido.

    10 Pero si hiciere lo malo delante de mis ojos, no oyendo mi voz, me arrepentiré del bien que había determinado hacerle.

Para muchos es difícil entender que simplemente hay una actitud y es la de la arrepentimiento. Cuando entras en esta actitud, entiendes que solamente El podrá darte lo que quieres, solamente El es dueño de lo que tienes y solamente el es el proveedor que lo que quieres.

Idea:

Hoy la predica lleva por titulo.. “El proceso de la Desnudez”. Se que muchos se identificaran con este mensaje por cuanto han, o están viviendo parte o completamente algunas de estas experiencias. Pero Dios quiere sacar el diamante que hay en ti, hoy te ves como un carbón, pero Dios no te ve así.

Aprenderás que de los problemas, de las circunstancias, de las pruebas, Dios saca lo mejor de ti. Y si es así, deberás de mirar mas allá de la pared, del obstáculo, y ver la meta, ver el grito de Jubilo porque Dios te esta esperando con sus brazos abiertos para decirte… “Hijo mío, lo lograste, gózate en el banquete con tu Señor”

Cómo Funciona?

 1.    Empecemos por el Final:

 Suena raro el titulo de este punto, pero en el Señor debemos saber para donde vamos. Dios nos muestra el final siempre. El nos dice que vamos a hacer, como seremos al final, que lograremos conseguir y nos da la promesa.

 Lo que no nos dice inmediatamente y muchas veces no entendemos es el cómo lo haremos?

 Un ejemplo claro fue la historia de José.  Su final fue le fue mostrado de muy Joven.

 Génesis 37 (Reina-Valera 1960)  José es vendido por sus hermanos  1 Habitó Jacob en la tierra donde había morado su padre, en la tierra de Canaán.     2 Esta es la historia de la familia de Jacob: José, siendo de edad de diecisiete años, apacentaba las ovejas con sus hermanos; y el joven estaba con los hijos de Bilha y con los hijos de Zilpa, mujeres de su padre; e informaba José a su padre la mala fama de ellos.     3 Y amaba Israel a José más que a todos sus hijos, porque lo había tenido en su vejez; y le hizo una túnica de diversos colores.     4 Y viendo sus hermanos que su padre lo amaba más que a todos sus hermanos, le aborrecían, y no podían hablarle pacíficamente.     5 Y soñó José un sueño, y lo contó a sus hermanos; y ellos llegaron a aborrecerle más todavía.     6 Y él les dijo: Oíd ahora este sueño que he soñado:     7 He aquí que atábamos manojos en medio del campo, y he aquí que mi manojo se levantaba y estaba derecho, y que vuestros manojos estaban alrededor y se inclinaban al mío.     8 Le respondieron sus hermanos: ¿Reinarás tú sobre nosotros, o señorearás sobre nosotros? Y le aborrecieron aun más a causa de sus sueños y sus palabras.     9 Soñó aun otro sueño, y lo contó a sus hermanos, diciendo: He aquí que he soñado otro sueño, y he aquí que el sol y la luna y once estrellas se inclinaban a mí.     10 Y lo contó a su padre y a sus hermanos; y su padre le reprendió, y le dijo: ¿Qué sueño es este que soñaste? ¿Acaso vendremos yo y tu madre y tus hermanos a postrarnos en tierra ante ti?     11 Y sus hermanos le tenían envidia,(A) mas su padre meditaba en esto.

 a. EL padre de José sabia cual era el llamado, Jacob era Profeta. Pero pensó en ayudar a Dios, le colocó una capa a su Hijo.

 b. Dios le entregó el final a José en un sueño.

c. José no estaba preparado para ese final, y cometió el primer error: contarlo a todos.

¿Qué sueño es este que soñaste? ¿Acaso vendremos yo y tu madre y tus hermanos a postrarnos en tierra ante ti?     11 Y sus hermanos le tenían envidia,(A) mas su padre meditaba en esto.

 Que podía haber en José? Orgullo, altivez, prepotencia, arrogancia, falta de sabiduría, falta de intimidad, falta de conocimiento, falta del entendimiento del propósito par que Dios lo llevaría a un nivel tan alto.

 

2. Dios utiliza a los que menos esperas para tratar tu vida (aun el diablo se convierte en herramienta útil del Señor):

 En tu vida existirán Judas o hermanos como los de Jose que serán herramientas en el trato de Dios para tu vida.

    12 Después fueron sus hermanos a apacentar las ovejas de su padre en Siquem.     13 Y dijo Israel a José: Tus hermanos apacientan las ovejas en Siquem: ven, y te enviaré a ellos. Y él respondió: Heme aquí.     14 E Israel le dijo: Ve ahora, mira cómo están tus hermanos y cómo están las ovejas, y tráeme la respuesta. Y lo envió del valle de Hebrón, y llegó a Siquem.     15 Y lo halló un hombre, andando él errante por el campo, y le preguntó aquel hombre, diciendo: ¿Qué buscas?     16 José respondió: Busco a mis hermanos; te ruego que me muestres dónde están apacentando.     17 Aquel hombre respondió: Ya se han ido de aquí; y yo les oí decir: Vamos a Dotán. Entonces José fue tras de sus hermanos, y los halló en Dotán.     18 Cuando ellos lo vieron de lejos, antes que llegara cerca de ellos, conspiraron contra él para matarle.     19 Y dijeron el uno al otro: He aquí viene el soñador.     20 Ahora pues, venid, y matémosle y echémosle en una cisterna, y diremos: Alguna mala bestia lo devoró; y veremos qué será de sus sueños.     21 Cuando Rubén oyó esto, lo libró de sus manos, y dijo: No lo matemos.     22 Y les dijo Rubén: No derraméis sangre; echadlo en esta cisterna que está en el desierto, y no pongáis mano en él; por librarlo así de sus manos, para hacerlo volver a su padre.    

 

 3. Alguien te quitará la túnica que te colocaron o te colocaste: Te dejaran desnudo.

 Algunos lo llaman Fracaso, pero lo cierto es que quedas sin nada. Quedas sin palabra, sin prestigio, sin fama, sin amigos, sin reputación, sin familia.

 Pero lo cierto es que todo se ve de cabeza, no hay salidas, te sientes morir, te quieres quitar la vida, pero hay algo que no te deja.

 Ya no tienes fuerzas, se te pierde la vergüenza, te escondes de mucha gente y te preguntas a que viene a este mundo?

 Y sabes que estas así porque alguien te vendió, te traiciono. A Jesús también lo vendieron.

23 Sucedió, pues, que cuando llegó José a sus hermanos, ellos quitaron a José su túnica, la túnica de colores que tenía sobre sí;     24 y le tomaron y le echaron en la cisterna; pero la cisterna estaba vacía, no había en ella agua.     25 Y se sentaron a comer pan; y alzando los ojos miraron, y he aquí una compañía de ismaelitas que venía de Galaad, y sus camellos traían aromas, bálsamo y mirra, e iban a llevarlo a Egipto.     26 Entonces Judá dijo a sus hermanos: ¿Qué provecho hay en que matemos a nuestro hermano y encubramos su muerte?     27 Venid, y vendámosle a los ismaelitas, y no sea nuestra mano sobre él; porque él es nuestro hermano, nuestra propia carne. Y sus hermanos convinieron con él.     28 Y cuando pasaban los madianitas mercaderes, sacaron ellos a José de la cisterna, y le trajeron arriba, y le vendieron a los ismaelitas por veinte piezas de plata. Y llevaron a José a Egipto.(B)

Lo que no sabia Jose es que Dios le estaba dando un mensaje de muerte para poder crecer….

25 Y se sentaron a comer pan; y alzando los ojos miraron, y he aquí una compañía de ismaelitas que venía de Galaad, y sus camellos traían aromas, bálsamo y mirra, e iban a llevarlo a Egipto

Pero el alfarero, mira y escudriña mas allá de lo que nosotros vemos.

Génesis 39 José y la esposa de Potifar

 1 Llevado, pues, José a Egipto, Potifar oficial de Faraón, capitán de la guardia, varón egipcio, lo compró de los ismaelitas que lo habían llevado allá.    2 Mas Jehová estaba con José,(A) y fue varón próspero; y estaba en la casa de su amo el egipcio.     3 Y vio su amo que Jehová estaba con él, y que todo lo que él hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano.     4 Así halló José gracia en sus ojos, y le servía; y él le hizo mayordomo de su casa y entregó en su poder todo lo que tenía.     5 Y aconteció que desde cuando le dio el encargo de su casa y de todo lo que tenía, Jehová bendijo la casa del egipcio a causa de José, y la bendición de Jehová estaba sobre todo lo que tenía, así en casa como en el campo.     6 Y dejó todo lo que tenía en mano de José, y con él no se preocupaba de cosa alguna sino del pan que comía. Y era José de hermoso semblante y bella presencia.

Pero, viene la prueba, (Posiblemente, de lealtad, no hacia Potifar, sino hacia Dios.

    7 Aconteció después de esto, que la mujer de su amo puso sus ojos en José, y dijo: Duerme conmigo.      8 Y él no quiso, y dijo a la mujer de su amo: He aquí que mi señor no se preocupa conmigo de lo que hay en casa, y ha puesto en mi mano todo lo que tiene.      9 No hay otro mayor que yo en esta casa, y ninguna cosa me ha reservado sino a ti, por cuanto tú eres su mujer; ¿cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Dios?      10 Hablando ella a José cada día, y no escuchándola él para acostarse al lado de ella, para estar con ella,     11 aconteció que entró él un día en casa para hacer su oficio, y no había nadie de los de casa allí.

 2ª vez que lo desnudan, cuando todo va bien, cuando crees que ya todo empezó, te quitan todo. Pero Dios quiere volver a hacer la vasija, hay cosas que no le gustan del corazón de José… Será otro “Fracaso”.

 Cuantas veces han fracasado…

    12 Y ella lo asió por su ropa, diciendo: Duerme conmigo. Entonces él dejó su ropa en las manos de ella, y huyó y salió.     13 Cuando vio ella que le había dejado su ropa en sus manos, y había huido fuera,     14 llamó a los de casa, y les habló diciendo: Mirad, nos ha traído un hebreo para que hiciese burla de nosotros. Vino él a mí para dormir conmigo, y yo di grandes voces;     15 y viendo que yo alzaba la voz y gritaba, dejó junto a mí su ropa, y huyó y salió.     16 Y ella puso junto a sí la ropa de José, hasta que vino su señor a su casa.    17 Entonces le habló ella las mismas palabras, diciendo: El siervo hebreo que nos trajiste, vino a mí para deshonrarme.     18 Y cuando yo alcé mi voz y grité, él dejó su ropa junto a mí y huyó fuera.    19 Y sucedió que cuando oyó el amo de José las palabras que su mujer le hablaba, diciendo: Así me ha tratado tu siervo, se encendió su furor.     20 Y tomó su amo a José, y lo puso en la cárcel, donde estaban los presos del rey, y estuvo allí en la cárcel.

 Dios te respalda y nuca te suelta, ciertamente la misericordia te alcanzará.

    21 Pero Jehová estaba con José(B) y le extendió su misericordia, y le dio gracia en los ojos del jefe de la cárcel.     22 Y el jefe de la cárcel entregó en mano de José el cuidado de todos los presos que había en aquella prisión; todo lo que se hacía allí, él lo hacía.     23 No necesitaba atender el jefe de la cárcel cosa alguna de las que estaban al cuidado de José, porque Jehová estaba con José, y lo que él hacía, Jehová lo prosperaba.

 4. Reiterativamente, Dios volverá a hacer la vasija hasta que este contento con lo que el ve.

 Pero depende de ti si esa hermosura es solo superficial o esta por dentro también:

Génesis 40 José interpreta dos sueños

 1 Aconteció después de estas cosas, que el copero del rey de Egipto y el panadero delinquieron contra su señor el rey de Egipto.    2 Y se enojó Faraón contra sus dos oficiales, contra el jefe de los coperos y contra el jefe de los panaderos,   3 y los puso en prisión en la casa del capitán de la guardia, en la cárcel donde José estaba preso.   4 Y el capitán de la guardia encargó de ellos a José, y él les servía; y estuvieron días en la prisión.    5 Y ambos, el copero y el panadero del rey de Egipto, que estaban arrestados en la prisión, tuvieron un sueño, cada uno su propio sueño en una misma noche, cada uno con su propio significado.     6 Vino a ellos José por la mañana, y los miró, y he aquí que estaban tristes.    7 Y él preguntó a aquellos oficiales de Faraón, que estaban con él en la prisión de la casa de su señor, diciendo: ¿Por qué parecen hoy mal vuestros semblantes?     8 Ellos le dijeron: Hemos tenido un sueño, y no hay quien lo interprete. Entonces les dijo José: ¿No son de Dios las interpretaciones? Contádmelo ahora.

 José “pelo el cobre”!!!! Se rajo en la prueba, en el Quiz que Dios le puso. Se salió lo prepotente.

 Ciertamente José tenía un Don pero no era para el beneficio de El, sino para Glorificar el nombre de Dios. Jose, se demoro en entenderlo.

    9 Entonces el jefe de los coperos contó su sueño a José, y le dijo: Yo soñaba que veía una vid delante de mí,   10 y en la vid tres sarmientos; y ella como que brotaba, y arrojaba su flor, viniendo a madurar sus racimos de uvas.    11 Y que la copa de Faraón estaba en mi mano, y tomaba yo las uvas y las exprimía en la copa de Faraón, y daba yo la copa en mano de Faraón.     12 Y le dijo José: Esta es su interpretación: los tres sarmientos son tres días.   13 Al cabo de tres días levantará Faraón tu cabeza, y te restituirá a tu puesto, y darás la copa a Faraón en su mano, como solías hacerlo cuando eras su copero.   14 Acuérdate, pues, de mí cuando tengas ese bien, y te ruego que uses conmigo de misericordia, y hagas mención de mí a Faraón, y me saques de esta casa.  

  20 Al tercer día, que era el día del cumpleaños de Faraón, el rey hizo banquete a todos sus sirvientes; y alzó la cabeza del jefe de los coperos, y la cabeza del jefe de los panaderos, entre sus servidores.     21 E hizo volver a su oficio al jefe de los coperos, y dio éste la copa en mano de Faraón.     22 Mas hizo ahorcar al jefe de los panaderos, como lo había interpretado José.     23 Y el jefe de los coperos no se acordó de José, sino que le olvidó.

5. Cuando fallamos, empezamos nuevamente y Dios nos da otras oportunidades, pero somos nosotros los que demoramos la meta:

 El error le costó dos años…

Génesis 41 José interpreta el sueño de Faraón

 1 Aconteció que pasados dos años tuvo Faraón un sueño. Le parecía que estaba junto al río;     2 y que del río subían siete vacas, hermosas a la vista, y muy gordas, y pacían en el prado.     3 Y que tras ellas subían del río otras siete vacas de feo aspecto y enjutas de carne, y se pararon cerca de las vacas hermosas a la orilla del río;     4 y que las vacas de feo aspecto y enjutas de carne devoraban a las siete vacas hermosas y muy gordas. Y despertó Faraón.     5 Se durmió de nuevo, y soñó la segunda vez: Que siete espigas llenas y hermosas crecían de una sola caña,     6 y que después de ellas salían otras siete espigas menudas y abatidas del viento solano;     7 y las siete espigas menudas devoraban a las siete espigas gruesas y llenas. Y despertó Faraón, y he aquí que era sueño.     8 Sucedió que por la mañana estaba agitado su espíritu, y envió e hizo llamar a todos los magos de Egipto, y a todos sus sabios; y les contó Faraón sus sueños, mas no había quien los pudiese interpretar a Faraón.

Ahora si, venia la nueva prueba, Dios puso el recuerdo en el copero:

    9 Entonces el jefe de los coperos habló a Faraón, diciendo: Me acuerdo hoy de mis faltas.     10 Cuando Faraón se enojó contra sus siervos, nos echó a la prisión de la casa del capitán de la guardia a mí y al jefe de los panaderos.     11 Y él y yo tuvimos un sueño en la misma noche, y cada sueño tenía su propio significado.

    12 Estaba allí con nosotros un joven hebreo, siervo del capitán de la guardia; y se lo contamos, y él nos interpretó nuestros sueños, y declaró a cada uno conforme a su sueño.     13 Y aconteció que como él nos los interpretó, así fue: yo fui restablecido en mi puesto, y el otro fue colgado.     14 Entonces Faraón envió y llamó a José. Y lo sacaron apresuradamente de la cárcel, y se afeitó, y mudó sus vestidos, y vino a Faraón. 

Dios primero puso a José frente a su Familia, después con alguien importante de Egipto (Potifar), después con alguien más importante (El copero) y por último con el Faraón.

 Así Dios ira relacionándonos con personas que le daremos testimonio y glorificaremos el nombre de Dios.

 Ahora Si, después de esta no podía fallar, no seria tan “cabezón” para ganarse dos años mas:

    15 Y dijo Faraón a José: Yo he tenido un sueño, y no hay quien lo interprete; mas he oído decir de ti, que oyes sueños para interpretarlos.     16 Respondió José a Faraón, diciendo: No está en mí; Dios será el que dé respuesta propicia a Faraón.

Después que el Faraón le explica su sueño, Jose le responde:

    28 Esto es lo que respondo a Faraón. Lo que Dios va a hacer, lo ha mostrado a Faraón.    29 He aquí vienen siete años de gran abundancia en toda la tierra de Egipto.     30 Y tras ellos seguirán siete años de hambre; y toda la abundancia será olvidada en la tierra de Egipto, y el hambre consumirá la tierra.     31 Y aquella abundancia no se echará de ver, a causa del hambre siguiente la cual será gravísima.     32 Y el suceder el sueño a Faraón dos veces, significa que la cosa es firme de parte de Dios, y que Dios se apresura a hacerla.     33 Por tanto, provéase ahora Faraón de un varón prudente y sabio, y póngalo sobre la tierra de Egipto.     34 Haga esto Faraón, y ponga gobernadores sobre el país, y quinte la tierra de Egipto en los siete años de la abundancia.     35 Y junten toda la provisión de estos buenos años que vienen, y recojan el trigo bajo la mano de Faraón para mantenimiento de las ciudades; y guárdenlo.     36 Y esté aquella provisión en depósito para el país, para los siete años de hambre que habrá en la tierra de Egipto; y el país no perecerá de hambre.

El nombre de Dios es glorificado a través de Jose:

José, gobernador de Egipto

 37 El asunto pareció bien a Faraón y a sus siervos,     38 y dijo Faraón a sus siervos: ¿Acaso hallaremos a otro hombre como éste, en quien esté el espíritu de Dios?     39 Y dijo Faraón a José: Pues que Dios te ha hecho saber todo esto, no hay entendido ni sabio como tú.     40 Tú estarás sobre mi casa,(A) y por tu palabra se gobernará todo mi pueblo; solamente en el trono seré yo mayor que tú.     41 Dijo además Faraón a José: He aquí yo te he puesto sobre toda la tierra de Egipto.

6. La tercera túnica no fu dada por el hombre sino por Dios y nadie se pudo quitar:

    42 Entonces Faraón quitó su anillo de su mano, y lo puso en la mano de José, y lo hizo vestir de ropas de lino finísimo, y puso un collar de oro en su cuello;     43 y lo hizo subir en su segundo carro, y pregonaron delante de él: !!Doblad la rodilla!;[a] y lo puso sobre toda la tierra de Egipto.     44 Y dijo Faraón a José: Yo soy Faraón; y sin ti ninguno alzará su mano ni su pie en toda la tierra de Egipto.     45 Y llamó Faraón el nombre de José, Zafnat-panea; y le dio por mujer a Asenat, hija de Potifera sacerdote de On. Y salió José por toda la tierra de Egipto.

7. EL CUMPLIMIENTO DEL FINAL, Y EL PROPÓSITO DE TU CRECIMIENTO, DE TU PROSPERIDAD:

Génesis 47:5-12 (Reina-Valera 1960)

5 Entonces Faraón habló a José, diciendo: Tu padre y tus hermanos han venido a ti.     6 La tierra de Egipto delante de ti está; en lo mejor de la tierra haz habitar a tu padre y a tus hermanos; habiten en la tierra de Gosén; y si entiendes que hay entre ellos hombres capaces, ponlos por mayorales del ganado mío.     7 También José introdujo a Jacob su padre, y lo presentó delante de Faraón; y Jacob bendijo a Faraón.     8 Y dijo Faraón a Jacob: ¿Cuántos son los días de los años de tu vida?     9 Y Jacob respondió a Faraón: Los días de los años de mi peregrinación son ciento treinta años; pocos y malos han sido los días de los años de mi vida, y no han llegado a los días de los años de la vida de mis padres en los días de su peregrinación.     10 Y Jacob bendijo a Faraón, y salió de la presencia de Faraón.     11 Así José hizo habitar a su padre y a sus hermanos, y les dio posesión en la tierra de Egipto, en lo mejor de la tierra, en la tierra de Ramesés, como mandó Faraón.     12 Y alimentaba José a su padre y a sus hermanos, y a toda la casa de su padre, con pan, según el número de los hijos.

 Es decir, retribuir todo en el reino de los cielos.

Conclusión:

Dios ya tiene tu final listo, ya está escrito. Lo que demoremos en llegar a disfrutarlo, depende de nuestra actitud en el Corazón. Porque al final lo que Dios quiere es que todo lo que obtengamos sea para bendecir al Reino de los Cielos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.