2014:

Año de La Evangelización y la Expansión del Reino de los Cielos

2014:

Año de La Evangelización y la Expansión del Reino de los Cielos

2014:

Año de La Evangelización y la Expansión del Reino de los Cielos

2014:

Año de La Evangelización y la Expansión del Reino de los Cielos

2014:

Año de La Evangelización y la Expansión del Reino de los Cielos

2014:

Año de La Evangelización y la Expansión del Reino de los Cielos

 

13 – Declara la Palabra y cambia tus circunstancias! – (Pr. Carlos Valencia)

1.      Introducción:

“Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.” Juan 15:3

En varias etapas de nuestras vidas hemos escuchado palabras o frases como estas: ¡Se lo dije¡, ¡Si vio, se lo advertí¡, Algunos quizás han experimentado otras mas fuertes y las han vivido en carne propia como: ¡Ojalá que le vaya bien mal¡, ¡Ojalá que le pase algo para que aprenda¡, ¡Igualito a su papá, (o mamá)¡, ¡Es que no cambia¡.

Pero también habrá alguien, que hoy es producto de una palabra o una serie de palabras que alguien, como sus abuelos, padres, hermanos…, declararon sobre su vida; ¡Serás un gran empresario¡, ¡Tendrás una gran familia¡, ¡Serás productivo¡. Qué bien por estos.

Quizás varios nacieron en cuna de familia que profesa la fe en Cristo y traen una promesa desde el vientre de su madre, o tiene una palabra decretada sobre sus vidas cuando fueron presentados de niños en la iglesia; pero déjeme decirle que no todos tiene ese privilegio, y hoy quiero enseñarle que es posible desatarse de toda palabra ociosa, corrompida, y de maldición que alguien haya declarado sobre su vida y sobre la vida de su familia; e inclusive que desate a los que Ud. haya podido atar con sus declaraciones.

Texto base:

Ezequiel 37:1-14 Reina-Valera 1960 (RVR1960) El valle de los huesos secos- 37  La mano de Jehová vino sobre mí, y me llevó en el Espíritu de Jehová, y me puso en medio de un valle que estaba lleno de huesos. 2 Y me hizo pasar cerca de ellos por todo en derredor; y he aquí que eran muchísimos sobre la faz del campo, y por cierto secos en gran manera. 3 Y me dijo: Hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos? Y dije: Señor Jehová, tú lo sabes. 4 Me dijo entonces: Profetiza sobre estos huesos, y diles: Huesos secos, oíd palabra de Jehová. 5 Así ha dicho Jehová el Señor a estos huesos: He aquí, yo hago entrar espíritu en vosotros, y viviréis. 6 Y pondré tendones sobre vosotros, y haré subir sobre vosotros carne, y os cubriré de piel, y pondré en vosotros espíritu, y viviréis; y sabréis que yo soy Jehová. 7 Profeticé, pues, como me fue mandado; y hubo un ruido mientras yo profetizaba, y he aquí un temblor; y los huesos se juntaron cada hueso con su hueso. 8 Y miré, y he aquí tendones sobre ellos, y la carne subió, y la piel cubrió por encima de ellos; pero no había en ellos espíritu. 9 Y me dijo: Profetiza al espíritu, profetiza, hijo de hombre, y di al espíritu: Así ha dicho Jehová el Señor: Espíritu, ven de los cuatro vientos, y sopla sobre estos muertos, y vivirán. 10 Y profeticé como me había mandado, y entró espíritu en ellos, y vivieron, y estuvieron sobre sus pies; un ejército grande en extremo. 11 Me dijo luego: Hijo de hombre, todos estos huesos son la casa de Israel. He aquí, ellos dicen: Nuestros huesos se secaron, y pereció nuestra esperanza, y somos del todo destruidos. 12 Por tanto, profetiza, y diles: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo abro vuestros sepulcros, pueblo mío, y os haré subir de vuestras sepulturas, y os traeré a la tierra de Israel. 13 Y sabréis que yo soy Jehová, cuando abra vuestros sepulcros, y os saque de vuestras sepulturas, pueblo mío. 14 Y pondré mi Espíritu en vosotros, y viviréis, y os haré reposar sobre vuestra tierra; y sabréis que yo Jehová hablé, y lo hice, dice Jehová.

2.      Que quiere Dios con esta Enseñanza?

Hoy quiero que descubra, cómo la palabra que uno declara es un arma poderosa, y cómo, la Palabra de Dios puesta en nuestra boca para bendecir, lo es aún mucho más. Es una responsabilidad suya y mía, hacer buen uso de la palabra y en especial de la Palabra de Dios.

Este mensaje tiene como propósito, darle a conocer el poder que tiene la palabra decretada por boca de hombres, que se fundamenta en la palabra y en la voluntad de Dios.

Proverbios 18:21 La muerte y la vida están en poder de la lengua, Y el que la ama comerá de sus frutos.

3.      Como Funciona?

Me llama la atención que el Señor le dice a Ezequiel: Profetiza para que los huesos oigan… esto tiene un significado especial porque lo espiritual no va  a cambiar si no hay una palabra que se lance y que gravite en lo espiritual.

Es decir, al alma de otra persona o va a cambiar sino oye… la palabra lanzada.

Ezequiel sabia que Dios podía hacer vivir esos huesos pero no sabía como… y El Señor le enseño… Profetiza, Habla, declara.

 En Ezequiel vemos varios puntos:

  1. Hay una circunstancia adversa y que no es la voluntad de Dios.
  2. Hay una promesa por parte de Dios: Versículo 11
  3. Hay una persona que cree y que se deja llevar por Dios para cambiar las circunstancia
  4. Hay una dirección de Dios, una palabra del mismo trono
  5. Hay una proclamación o declaración de la Palabra de Dios

4.      Beneficios de Declarar la Palabra de Dios en tu vida o en los demás:

4.1.   Con la Palabra se Crea al Nuevo en lo espiritual

 Génesis 1:2-4 Reina-Valera 1960 (RVR1960) 2 Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. 3 Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. 4 Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas.

4.2.   Es necesario hablar para se salve

1 Juan 4:15 Todo aquel que confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios.

4.3.   Por la Palabra de Dios, fueran creadas todas las cosas:

 Salmos 33:6-7: 6  Por la palabra del Señor fueron creados los cielos, y por el soplo de su boca, las estrellas. 7  Él recoge en un cántaro el agua de los mares,  y junta en vasijas los océanos.

 Hebreos 11:3: Por la fe entendemos que el universo fue formado por la palabra de Dios, de modo que lo visible no provino de lo que se ve.

 4.4.   Trae Sanidad a tu vida: física y espiritual

 Mateo 8:8:–Señor, no merezco que entres bajo mi techo. Pero basta con que digas una sola palabra, y mi siervo quedará sano.

 Mateo 8:16: Al atardecer, le llevaron muchos endemoniados, y con una sola palabra expulsó a los espíritus, y sanó a todos los enfermos.

 Hebreos 4:12: Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos,* y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón.

 Santiago 1:21: Por esto, despójense de toda inmundicia y de la maldad que tanto abunda, para que puedan recibir con humildad la palabra sembrada en ustedes, la cual tiene poder para salvarles la vida.

 4.5.   La palabra de Dios vence al escéptico: da vida y esperanza.

Salmos 119:48-50: 48  Yo amo tus mandamientos,    y hacia ellos elevo mis manos;    ¡quiero meditar en tus decretos! 49  Acuérdate de la palabra que diste a este siervo tuyo,  palabra con la que me infundiste esperanza. 50  Éste es mi consuelo en medio del dolor: que tu promesa me da vida.

 4.6.   La Palabra De Dios Tiene Poder Para Dar Vida.

 “De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida” Juan 5:24

 4.7.   La Palabra De Dios Tiene Poder Para Multiplicar

 Génesis 1:28 “Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra”.

 En su palabra también dice en Mt 13:23:

“Mas el que fue sembrado en buena tierra, éste es el que oye y entiende la palabra, y da fruto; y produce a ciento, a sesenta, y a treinta por uno”

 5.      Conclusión:

Cuál es tu circunstancia? Una enfermedad, una escasez, problemas en el matrimonio, rebeldía de los hijos, drogas en tus hijos, alcoholismo en tu familia, prostitución en tu familia, desorden sexual, cáncer, diabetes, hipertensión…

 Háblale a los huesos secos, profetiza sobre esta circunstancia y dile: “oíd cáncer, oíd escasez, oíd espíritu inmundo, oíd….. Jehová es mi salvador y mi redentor.

Colóquese como meta a partir de hoy, beneficiar a alguien con el poder la palabra de Dios, permita que esa persona sea bendecida, tenga una nueva vida en Cristo. Declara la palabra sobre esta vida.

 Recuerda:

“Así como la lluvia y la nieve bajan del cielo, y no vuelven allá, sino que empapan la tierra, la fecundan y la hacen germinar, y producen la semilla para sembrar y el pan para comer,  así también la palabra que sale de mis labios no vuelve a mí sin producir efecto, sino que hace lo que yo quiero y cumple la orden que le doy”. Isaías 55: 10-11

A %d blogueros les gusta esto: