23 – Mujer, estas llamada a Conquistar! – (Pra. Alexandra Rua)

20 – El Principio de la Paternidad 1a Parte – (Pr. Carlos Valencia)

27 – Porque muchos son llamados, mas pocos escogidos. (Pr. Carlos Valencia)

22 – Volando Como Águilas. (Pr. Carlos Valencia)

26 – Que tan mala es tu madre? (Pr. Carlos Valencia) – mayo 2014

18 – Somos Mujeres Resplandecientes – (Pra. Alexandra Rua)

Introducción

El Señor desde la creación del mundo ha establecido que desea bendecir su creación, El hizo al hombre y a la mujer, los unió para ser uno solo pero el enemigo siempre ha querido venir atacar esa unidad. Dice su palabra: Mateo 19:6 Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre. Fuimos creadas para ser esa ayuda idónea a nuestro esposo y dar lo mejor. Somos mujeres llamadas a ser valientes, a ser esforzadas y sobre todo a resplandecer bajo cualquier circunstancia.

 Números 6:24-26 Jehová te bendiga, y te guarde; 25 Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; 26 Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz.

Que es resplandecer?

Despedir rayos de luz o brillar mucho una cosa.

Nosotras en todo momento debemos reflejar esto en nuestras vidas, la luz de Cristo en nosotras y resplandezca hacia toda dirección no importando la circunstancia que estemos viviendo.

Fuimos diseñadas de forma especial, tenemos cualidades y características valiosas pero muchas veces lo que vivimos nos opaca, nos deprime y nos deja afuera del plan que Dios tiene para nosotros.

Hoy quiero que entendamos que seguir a Jesús no es de palabras, debemos actuar y cambiar muchas cosas en nuestras vidas que tal vez estaban erradas. Debemos orar en todo tiempo y prepáranos para poder tener tiempos de calidad.

A través de Moisés, quien fue un gran siervo de Dios, quiero que veamos las características que debemos tener para poder resplandecer.

 

PREPÁRANOS Y PRESENTARNOS PARA ENTRAR A SU PRESENCIA: ÉXODO 34:1-2ª

 Y Jehová dijo a Moisés: Alísate dos tablas de piedra como las primeras, y escribiré sobre esas tablas las palabras que estaban en las tablas primeras que quebraste. Prepárate, pues, para mañana, y sube de mañana al monte de Sinaí, y preséntate ante mí sobre la cumbre del monte.

Prepáranos para buscar su presencia, es estar dispuesta a quitarnos todo aquello que nos estorba para poder ir a ese lugar íntimo con El. Así como nos preparamos para salir y nos bañamos, escogemos la ropa que vamos a usar y establecemos las cosas que vamos a realizar, así es lo mismo con El, debemos tener listo todo el ambiente que deseamos propiciar para estar en su presencia, un tiempo donde nada nos moleste o perturbe para poder ser sensible a lo que Él nos tiene preparados. Mujer nosotras hacemos muchas cosas y nos dejamos llevar del día a día o del mismo afán que lo que hacemos pero hoy es necesario que entendamos que debemos prepararnos para poder entrar en comunión con el Padre y eso no lo logramos cuando nos estamos bañando, o cuando estamos cocinado o cuando estamos trabajando, hay que establecer un tiempo y eso solo lo haces tú cuando de verdad deseas lograr ese espacio. Despójate de todo y no permitas que nada impida que llegues a su presencia.

NO PERMITIR QUE NADA ESTORBE: Éxodo 34: 3

Y no suba hombre contigo, ni parezca alguno en todo el monte; ni ovejas ni bueyes pazcan delante del monte.

Hay momentos en donde los tiempos de intimidad con Dios deben ser solos tú y El, donde nadie más este porque es necesario que nadie más sepa lo que te acontece, donde puedas desahogarte y asi mismo recibir. “Más tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público” Mateo 6: 6

Es necesario este tiempo, porque ahí puedes deleitarte, escribir, llorar, hablar y sobre todo porque nunca puedes dejar de adorarle.

Además de gente, puede haber situaciones que te estorben poder prepararte y presentarte ante el Señor.

Que cosas te pueden estorbar?

  1. NO CONFESAR TUS PECADOS TE MANTIENE EN INIQUIDAD.

  • “Pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros Su rostro para no oír.” (Isaías 59:2).

Cuando hablamos mal de alguien o de nuestra autoridad

Desobediencia

Engaño

Adulterio

Fornicación

Mentira

Deshonestidad

Todo esto puede impedir que subamos al monte santo a estar en la presencia de Dios como El lo desea.

  1. CUANDO NO PERDONAS A OTROS. Mateo 6:13-15 13 Y no nos metas en tentación, más líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén. 14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; 15 más si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.
  2. LA DUDA E INCREDULIDAD. “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.” (Hebreos 11:6).
  3. LOS DESEOS DE LA CARNE DEJAS QUE PREVALEZCAN.
  • Filipenses 3:3-4 No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos. Cada uno debe velar no sólo por sus propios intereses sino también por los intereses de los demás.
  • Gálatas 5:16-21 16 Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. 17 Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis. 18 Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley. 19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, 20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.
  1. LA DISCORDIA EN EL HOGAR. Pedro menciona específicamente esto como un estorbo en las oraciones de un esposo, cuya actitud hacia su esposa es menos que bondadosa. “Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.” (1 Pedro 3:7). Donde hay serios conflictos en las relaciones familiares, y la cabeza del hogar no está demostrando las actitudes que Pedro menciona, su oración y comunicación con Dios está seriamente obstruida. De igual manera, las esposas deben seguir los principios bíblicos de sumisión al liderazgo de su esposo, si quieren que sus oraciones no sean obstaculizadas.
  • Efesios 5, 21 Sométanse unos a otros, por reverencia a Cristo. 22 Esposas, sométanse a sus propios esposos como al Señor. 23 Porque el esposo es cabeza de su esposa, así como Cristo es cabeza y salvador de la iglesia, la cual es su cuerpo. 24 Así como la iglesia se somete a Cristo, también las esposas deben someterse a sus esposos en todo. 25 Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella 26 para hacerla santa. Él la purificó, lavándola con agua mediante la palabra, 27 para presentársela a sí mismo como una iglesia radiante, sin mancha ni arruga ni ninguna otra imperfección, sino santa e intachable. 28 Así mismo el esposo debe amar a su esposa como a su propio cuerpo. El que ama a su esposa se ama a sí mismo, 29 pues nadie ha odiado jamás a su propio cuerpo; al contrario, lo alimenta y lo cuida, así como Cristo hace con la iglesia, 30 porque somos miembros de su cuerpo. 31 «Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo.»* 32 Esto es un misterio profundo; yo me refiero a Cristo y a la iglesia. 33 En todo caso, cada uno de ustedes ame también a su esposa como a sí mismo, y que la esposa respete a su esposo.
  1. ADORACIÓN AL REY DE REYES. Éxodo 34:5-8 Y Jehová descendió en la nube, y estuvo allí con él, proclamando el nombre de Jehová. Y pasando Jehová por delante de él, proclamó:!!Jehová!!!Jehová! fuerte, misericordioso y piadoso; tardo para la ira, y grande en misericordia y verdad; que guarda misericordia a millares, que perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado, y que de ningún modo tendrá por inocente al malvado; que visita la iniquidad de los padres sobre los hijos y sobre los hijos de los hijos, hasta la tercera y cuarta generación. Entonces Moisés, apresurándose, bajó la cabeza hacia el suelo y adoró.

Cuando adoras al Rey, reconoces lo que Él es, sus cualidades, sus atributos y es en esos momentos donde tu corazón se rinde ante El.

 

  1. ESTAR DISPUESTO A ESCUCHAR LA VOZ DE DIOS:

Éxodo 34: 10-14

10 Y él contestó: He aquí, yo hago pacto delante de todo tu pueblo; haré maravillas que no han sido hechas en toda la tierra, ni en nación alguna, y verá todo el pueblo en medio del cual estás tú, la obra de Jehová; porque será cosa tremenda la que yo haré contigo. 11 Guarda lo que yo te mando hoy; he aquí que yo echo de delante de tu presencia al amorreo, al cananeo, al heteo, al ferezeo, al heveo y al jebuseo. 12 Guárdate de hacer alianza con los moradores de la tierra donde has de entrar, para que no sean tropezadero en medio de ti. 13 Derribaréis sus altares, y quebraréis sus estatuas, y cortaréis sus imágenes de Asera. 14 Porque no te has de inclinar a ningún otro dios, pues Jehová, cuyo nombre es Celoso, Dios celoso es.

No te presentas ante Dios atareada sin o dispuesta a escuchar lo que Él quiere decirte.

Es aquí donde podemos tener la revelación de su palabra, porque podemos escuchar su voz, entender su palabra, porque recuerde que para el natural no entiende o no comprende la palabra o las cosas que Dios ha establecido pero el que es espiritual comienza a beber del agua de vida eterna y desea más en todo tiempo.

5. HACER LO QUE EL DICE Y ASI SE VERA EL RESPLANDOR DE SU PRESENCIA.

27 Y Jehová dijo a Moisés: Escribe tú estas palabras; porque conforme a estas palabras he hecho pacto contigo y con Israel. 28 Y él estuvo allí con Jehová cuarenta días y cuarenta noches; no comió pan, ni bebió agua; y escribió en tablas las palabras del pacto, los diez mandamientos. 29 Y aconteció que descendiendo Moisés del monte Sinaí con las dos tablas del testimonio en su mano, al descender del monte, no sabía Moisés que la piel de su rostro resplandecía, después que hubo hablado con Dios. 30 Y Aarón y todos los hijos de Israel miraron a Moisés, y he aquí la piel de su rostro era resplandeciente; y tuvieron miedo de acercarse a él. 31 Entonces Moisés los llamó; y Aarón y todos los príncipes de la congregación volvieron a él, y Moisés les habló. 32 Después se acercaron todos los hijos de Israel, a los cuales mandó todo lo que Jehová le había dicho en el monte Sinaí. 33 Y cuando acabó Moisés de hablar con ellos, puso un velo sobre su rostro. 34 Cuando venía Moisés delante de Jehová para hablar con él, se quitaba el velo hasta que salía; y saliendo, decía a los hijos de Israel lo que le era mandado. 35 Y al mirar los hijos de Israel el rostro de Moisés, veían que la piel de su rostro era resplandeciente; y volvía Moisés a poner el velo sobre su rostro, hasta que entraba a hablar con Dios.

Cuando ya bajamos de estar en su presencia, de haberle escuchado, de haber escrito lo que Él te hablo, es el momento de que en ti se pueda ver el resplandor. Este resplandor te seguirá cada día que tú vayas a su presencia. Mira que él no te abandona, él siempre está contigo y te da todo aquello que necesitas para continuar.

Todos los días se nos presentan situaciones problemas pero es ahí donde al ir a su presencia él te respalda y se notara que está contigo hoy y siempre.

CONCLUSIÓN

1 Juan 1:8-9Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

Confiesa hoy lo que este en tu corazón y alinéate con el Señor, has su voluntad y veras que así como Moisés su rostros resplandecía, también lo hará en ti y en mí.